Contempladores
Contempladores
web
 
INICIO
Arpias
Angeles
Afang
Anfisbena
Bruja
Big Foot
Centauros
Ciclopes
Contempladores
Culebre
Dragones
Genios
Elfos
Sirenas
Magos
Golem
Minotauros
Grifos
Duendes
Orcos
Troll
Lamia
Hadas
Ninfas
Hidras
Unicornios
Naga
Hipocampos
Kelpie
Leviatanes
Esfinges
Manticora
Hipogrifos
Górgona
Pegaso
Quimera
Roc
Wyvern
Estirge
Fénix
Kraken
Gargolas
Gnomo
Trasgos
Kobold
Silfos
Vampiros
Pejemullers
Makara
Sleipnir
Valquirias
Banshee
Momias
Equidnas
Fantasmas
Titan
Driadas
Basiliscos
Kappas
Faunos
Satiros
Silfides
Ondinas
Nereyda
Náyades
Salamandras
Dragone-Kitsune
Shirokinukatsukami
Goblins
Asrai
Mirrows
Sealkie
Liminiade
Trenti
Hobgoblin
Kobold
Phooka
Ekeco
Licamtropos
Chupacabras
Mapinguari
Serpientes Marinas
Efreet
Marid
Dao
Djinn
Wazu
Necrofago
Nigromante
Zombi
Ogro
Leprechaun
Clurichaun
Far darrig
Serafin
Querubín
Trono
Arcángel
Amazona
Drider
Azotamentes
Abolez
Saeton
Yale
Ent
Huargo
Lobizón
Phateng
Malto
Eepeep
Sheks


imagen
El contemplador es un ser monstruoso y malvado de excepcional inteligencia, muy agresivo y avaricioso, que también es conocido como "El ojo tirano". Se trata de un cuerpo globular, más o menos esférico, con pedúnculos largos. Su cuerpo esta recubierto de quitinosa, lo que le da una gran dureza y puede actuar como armadura. Diez de los pedúnculos tienen ojos, y están situados en la parte superior de la esfera. Tiene también una enorme boca con dientes afilados. Es un ser que levita, por lo que puede desplazarse flotanto a voluntad. Su tamaño es mediano, y su diámetro es de 1 a 2 metros. El monstruo tiene 10 pedúnculos oculares que, junto al gran ojo central, lo convierten un ser muy poderoso. El ojo central tiene un rayo antimagia, que le permite bloquear cualquier tipo de magia en un arco de 90 grados. Los demás ojos tienen distintas funciones, como las de hechizar, provocar sueño, transformar en piedra, telequinesis, lanzar un rayo desintegrador, provocar lentitud y lanzar el rayo de la muerte. Si pierde un pedúnculo en combate, sólo necesita una semana para que le vuelva a crecer. Estos pendúnculos perdidos son muy útiles para pociones mágicas de levitación. Existe una variedad de contemplador que habita en las profundidades marinas, y que se diferencia del anterior en que tiene unas pinzas como de cangrejo. Tiene además dos ojos extra que le permiten crear una ilusión, con la que engañan a sus victimas.
imagen