Mapinguari
Mapinguari
web
 
INICIO
Arpias
Angeles
Afang
Anfisbena
Bruja
Big Foot
Centauros
Ciclopes
Contempladores
Culebre
Dragones
Genios
Elfos
Sirenas
Magos
Golem
Minotauros
Grifos
Duendes
Orcos
Troll
Lamia
Hadas
Ninfas
Hidras
Unicornios
Naga
Hipocampos
Kelpie
Leviatanes
Esfinges
Manticora
Hipogrifos
Górgona
Pegaso
Quimera
Roc
Wyvern
Estirge
Fénix
Kraken
Gargolas
Gnomo
Trasgos
Kobold
Silfos
Vampiros
Pejemullers
Makara
Sleipnir
Valquirias
Banshee
Momias
Equidnas
Fantasmas
Titan
Driadas
Basiliscos
Kappas
Faunos
Satiros
Silfides
Ondinas
Nereyda
Náyades
Salamandras
Dragone-Kitsune
Shirokinukatsukami
Goblins
Asrai
Mirrows
Sealkie
Liminiade
Trenti
Hobgoblin
Kobold
Phooka
Ekeco
Licamtropos
Chupacabras
Mapinguari
Serpientes Marinas
Efreet
Marid
Dao
Djinn
Wazu
Necrofago
Nigromante
Zombi
Ogro
Leprechaun
Clurichaun
Far darrig
Serafin
Querubín
Trono
Arcángel
Amazona
Drider
Azotamentes
Abolez
Saeton
Yale
Ent
Huargo
Lobizón
Phateng
Malto
Eepeep
Sheks


imagen
Según la leyenda, el Mapinguari es un indio shamán que se convirtió en ese horrible monstruo, como consecuencia al descubrir el secreto de la inmortalidad. El científico, David Oren, que ha investigado al Mapinguari por más de 20 años, asegura que "es real".

Según cuenta la leyenda, el Mapinguari es una criatura temible. Tiene el tamaño de un hombre y un rostro similar al de un humano, su cuerpo está cubierto de pelo rojizo y puede caminar tanto sobre dos como sobre cuatro patas . También se asegura que es invulnerable a las balas, que sus pies están vueltos al revés y que posee una segunda boca en el estómago por la que expulsa un gas hediondo.

La historia conocida, el Mapinguari es la versión del Patagrande en la selva del Amazonas, Brazil.Ha sido descrito como un oso grande nocturno, cubierto de pelo rojo que camina erecto como un hombre, con cara de faciones humanas y que emite un terrible olor.

Las patas, con garras, las tiene viradas hacia atrás. Siempre se le ha visto seguido de una nube de moscas.Tiene un peso aproximado de unas 600 libras y una altura de más de 6 pies.

David Oren, un zoólogo brasileño del Museo de Historia Natural Emilio Goeldi de Belem. Oren, que oyo hablar por primera vez del Mapinguari en 1977, ha recogido hasta 100 testimonios de personas que aseguran haberlo visto o haber encontrado signos de su presencia ( huellas , heces y plantas semidevoradas). Cada año se adentra en lo más profundo de la selva del estado brasileño de Acre, con la esperanza de encontrar esa prueba irrefutable que convenza a los científicos de que el mapinguari es algo más que una leyenda. Según los testigos, las pisadas del Mapinguari son similares a las nuestras, sus heces se parecen a las de caballo y su fuente de alimentación, en contra de lo que podría pensarse dado su pavoroso aspecto, suele componerse de los frutos y tallos frescos de un tipo de palmera local. Oren no siempre ha defendido la existencia del mapinguari. Hace 20 años se tomaba el asunto a broma , pero un día su opinión cambió . "Estaba hablando con un amigo y me dijo : David, tú eres biólogo , ¿qué podría ser esta criatura?". Tras escuchar con atención unos cuantos testimonios sobre el Mapinguari, cayo en la cuenta de que lo que la gente le estaba describiendo se parecía mucho a un perezoso terrestre, un animal que supuestamente se extinguió hace 9000 años.

¿Perezoso terrestre del Amazonas?

Los perezosos terrestres, unos animales que segun la ciencia ya no existen y que podrían haber sobrevivido hasta nuestros días en las profundidades de las selvas del Amazonas. De hecho, comparten muchos rasgos en común con el pavoroso Mapinguari. Efectivamente, gracias al trabajo incansable de los paleontólogos, sabemos que los perezosos terrestres tenían el pelo rojizo y que en algunas especies la piel era tan dura como un chaleco antibalas, pues estaba llena de pequeños huesecillos.También se ha descubierto que sus heces eran similares a las de los caballos y que sus pisadas se asemejaban a las de un humano. Por otra parte, se cree que se apoyaban sobe los nudillos para andar - como hacen los gorilas - lo que podría haber dado lugar a que los pies del mapinguari sean descritos como " invertidos". En cuanto a la boca en el estómago - uno de los rasgos más fantásticos del mapinguari - Oren opina que podría tratarse de una glándula situada en el abdomen.
imagen